La exquisitez del aceite Germán Baena

La Cooperativa Olivarera Germán Baena se compone de 730 socios que, como no podía ser de otra forma, cultivan con mimo sus olivos autóctonos de variedad picudo para obtener los mejores resultados que aporta este árbol milenario. Se trata una cooperativa iniciada en el año 1972 y dedicada a la producción y envasado de uno de los mayores tesoros de Baena, los aceites virgen extra y oliva virgen.

 

¿Necesitas razones para que el aceite Germán Baena llegue a tu mesa?

El aceite virgen extra con denominación de origen Baena se extrae de frutos cultivados en las tierras más fértiles. Se aprovecha el microclima que se da en esta comarca. El aceite virgen extra German Baena es sometido a estrictos controles de calidad para ofrecer al consumidor la mayor garantía

La cooperativa produce bajo dos grandes marcas: Germán Baena y Duque de Baena. Ésta última es tomada como el summum de la cooperativa, debido a la gran nobleza que presenta este aceite. Está elaborado de forma artesanal y responde a una calidad de nota excepcional.

El aceite Germán Baena se distingue por el aroma afrutado que desprende. Ofrece un sabor digno de combinar con los más exquisitos platos. Es utilizado para frituras, pues no mermarán sus cualidades hasta varios usos.

Los premios cosechados por el aceite Germán Baena son numerosos. Entre una gran cantidad de galardones, en 1993 obtuvo el Primer Premio Internacional a la Calidad en Expoliva. Recibe año tras año la medalla de Oro del Consejo Regulador desde sus inicios. Además, es digno de mención en la guía Lo mejor de la gastronomía, haciéndose un hueco entre los tres mejores aceites de España.

 

Germán Baena te ofrece dos tipos de aceite: filtrado y sin filtrar.

En ambos casos, el aceite es el mismo, por lo que se ha obtenido del mismo olivo. Además, Germán Baena garantiza que son 100% puros, sin añadir ninguna mezcla.

En el aceite filtrado, éste es molturado para pasar posteriormente por una serie de filtros. En este filtrado, se le quitan los posibles posos, producto de la molienda. En ningún momento varían sus propiedades ni existe una mínima pérdida de calidad. Ofrece un sabor algo más suave con respecto al sin filtrar.

El aceite sin filtrar no es sometido al proceso de filtrado. Aquí encontraremos posos en el fondo del envase y su color será un poco turbio. Tampoco varían sus propiedades.

WhatsApp chat