Cómo conservar el aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra es un aceite que no caduca. Sin embargo, si no se toman precauciones para conservarlo correctamente, sus propiedades nutritivas pueden disminuir, y su sabor y su textura modificarse. 

El aceite de oliva virgen extra, por su naturaleza de zumo de frutas (las aceitunas), no lleva colorantes o conservantes, y hay que observar una serie de cuidados para que no se oxide y mantenga su original sabor. 

No es lo mismo conservar un aceite virgen que los aceites ecológicos, por poner un ejemplo, o uno filtrado y sin filtrar, o un aceite con olivas maduras y otro con olivas verdes. Cada uno tiene especificidades diferentes. Aquí explicaremos la manera de conservar el aceite de oliva virgen extra. 

Mantenlo alejado de olores fuertes 

El aceite de oliva absorbe fácilmente otros olores, por lo que si lo guardas en la despensa al lado de alimentos con fuerte olor, nuestro aceite terminará alterando su sabor y perdiendo sus cualidades organolépticas. 

En este sentido, cuando compres una botella de aceite en la tienda, observa lo que la rodea en los estantes periféricos. 

Temperatura adecuada 

Si el aceite de oliva virgen extra se expone al calor prolongado, o si está colocado junto a alguna fuente de calor, comenzará un proceso de evaporación de los distintos alcoholes que producirá el deterioro de su textura. 

Es conveniente que lo conserves en un lugar fresco y seco, con una temperatura lo más constante posible. Si acaso cuentas con una cava de vinos, en verano resulta el lugar perfecto para tu aceite, con una temperatura de entre 16 y 18° constantes. 

Alejado de la luz 

Es aconsejable que la botella de aceite, si es de vidrio transparente, esté resguardada de la luz directa, ya que es uno de los factores que más intervienen en su composición y calidad. 

Es mejor comprar latas de aceite de oliva, que no permiten el paso de la luz, o aceite en botellas de vidrio oscuro u opaco. Igualmente, cuando lo compres, fíjate que los estantes no tengan focos directos o estén excesivamente iluminados. 

Envase hermético 

Es importante que cualquiera de los recipientes donde vayas a guardar el aceite de oliva sean herméticos, y que no estén semi vacíos durante mucho tiempo (meses), pues al contacto con el aire y el oxígeno del aire, el aceite de oliva virgen extra se oxida y su sabor se vuelve rancio. 

Para el uso diario, aceiteras pequeñas 

Otra recomendación es que las aceiteras que uses sean de pequeño tamaño, para que así el aceite no esté demasiado tiempo expuesto a la luz, al aire, al calor o a olores fuertes. 

También es adecuado que lo consumas antes de la fecha de consumo preferente. Todas las marcas la incluyen para indicar que después de esa fecha las propiedades del aceite pueden no ser del todo perfectas.  

Como ves, es muy sencillo conservar el aceite de oliva virgen extra, tan solo basta con estos cuidados para asegurar que tu aceite dure más tiempo con su sabor y olor característicos. 

 

WhatsApp chat