3 postres fáciles con aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra es un producto de altísima calidad. Los mejores del mundo provienen de la cuenca del Mediterráneo, tanto europeo como africano y de Oriente Próximo. 

Hay diversas marcas de aceite en el mercado, de aceites ecológicos y tradicionales que pueden competir tanto en calidad como en precio. A la hora de comprar aceite, debes fijarte que la etiqueta diga “aceite de oliva virgen extra”, el cultivo, la zona y D.O., y la composición. 

¿Sabías que con el aceite de oliva también se pueden elaborar postres, además de cocinar platos salados? ¡Y muy ricos! Te explicamos 3 recetas con las que podrás deleitar el paladar de toda tu familia. 

  1. Helado de aceite de oliva

125 ml de aceite de oliva virgen extra, 500 ml de leche, 60 gramos de azúcar, 40 gramos de azúcar invertido, 250 ml de nata, 6 yemas de huevo y una pizca de sal. 

Bate las yemas de huevo en un bol y reserva. En un cazo coloca la leche, la pizca de sal y los azúcares a fuego bajo, batiendo para disolver el azúcar. Cuando se caliente, añade poco a poco las yemas batidas, y deja 5 minutos más. 

No puede hervir porque se cortará, tienes que mantener la temperatura sin dejar que la mezcla hierva, debe quedarte como una crema inglesa. Cuando llegues a este punto, retira del fuego y deja que se enfríe un poquito. 

En un bol aparte monta la nata (recuerda que cuanto más fría, mejor); cuando esté montada, añádela a la mezcla de huevos y leche, removiendo con cuidado y de forma envolvente. Mete a la nevera por 4 horas. 

Saca de la nevera, bate bien la mezcla y guarda en el congelador. A partir de allí, cada hora deberás sacar el helado y batir para romper los cristales. Repite este procedimiento 3 o 4 veces en las siguientes 3 o 4 horas. 

  1. Granizado cremoso de café

50 ml de aceite de oliva virgen extra, 0,5 l de café, 0,5 l de leche evaporada, 100 ml de leche condensada, canela en rama, granos de café y cerezas para adornar. 

Para hacer este rico granizado, mezcla la leche evaporada y el café, y congela. Cuando esté congelado, tritúralo con la leche condensada y el aceite de oliva hasta tener la consistencia deseada: cremoso y lleno de hielo. 

Sirve en vaso bajo y ancho y decora este rico postre con un trocito de canela en rama, unas cerezas y algunos granos de café. 

  1. 3. Bizcocho de miel y aceite de oliva

100 ml de aceite de oliva virgen extra, 140 gramos de harina integral, 200 gramos de miel, 140 gramos de harina blanca, 1 huevo batido, 2 ctas. de polvos de hornear, 125 ml de zumo de manzana, 1 cda. de ralladura de limón, 1 cta. de jengibre en polvo, ½ cdta. de canela molida y 40 gramos de azúcar moreno. 

Lo primero, precalienta el horno a 180°. En un cuenco tamiza las harinas, la canela, el jengibre y el polvo de hornear. Agrega el azúcar, la miel, la ralladura de limón, el zumo de manzana y el huevo batido, mezcla todo bien para que se integre.  

Incorpora el aceite, mezcla de nuevo y vierte en un molde rectangular previamente engrasado y enharinado. Hornea una hora o hasta que, al introducirle un palillo, este salga limpio. 

Deja reposar sobre una rejilla y ya estará listo este bizcocho. 

 

WhatsApp chat